martes, 23 de diciembre de 2014

James cierra su año más brillante

                James Rodríguez ha cerrado el año 2014 de la mejor manera posible: ganando el Mundial de clubes con el Real ... thumbnail 1 summary

 

 

 

 

 

 

 

 

James Rodríguez ha cerrado el año 2014 de la mejor manera posible: ganando el Mundial de clubes con el Real Madrid. Ausente de la semifinal ante Cruz Azul por lesión el mediocampista colombiano pudo disputar la final contra San Lorenzo y levantar su segundo trofeo como merengue tras la Supercopa de Europa, disputada el pasado verano ante el Sevilla.

2014 ha sido, sin lugar a dudas, el mejor año del ‘10’ del Madrid. Tras una buena temporada con el Mónaco (12 goles y 14 asistencias entre todas las competiciones), el jugador de 23 años explotó definitivamente en el Mundial de Brasil, siendo elegido el mejor jugador de la fase de grupos y el mejor goleador del torneo con seis goles. Su gol ante Uruguay, en octavos, incluso fue votado como el mejor tanto del torneo en una encuesta realizada en FIFA.com y está entre los nominados al Puskas Award 2014. Casi nada.

Su actuación en Brasil le sirvió para convertirse en objetivo prioritario del Madrid durante el pasado mercado de fichajes. Florentino Pérez no dudo en poner unos 80 millones de euros sobre la mesa para convencer al Mónaco. James cumplió su sueño de niño al ser presentado el 22 de julio como nuevo jugador blanco en un Santiago Bernabéu entregado.

Tercer colombiano en jugar en la primera plantilla del Real Madrid tras Rincón y Congo, Rodríguez está respondiendo a las expectativas. Tras una fase de adaptación, el colombiano se ha convertido en una pieza fundamental del esquema de Carlo Ancelotti. Lleva 9 goles y 9 asistencias pero lo que más sorprende en el club madridista es su sacrificio en el terreno de juego. Más allá de su facilidad para anotar o asistir, James lucha, pelea, y no duda en defender cuando sus compañeros más lo necesitan. Al igual que Isco o Kroos, sus acompañantes en el centro del campo, el colombiano no duda en ponerse al servicio del equipo, dando equilibrio a un equipo muy ofensivo. Un elemento calve en un Real Madrid que parece imbatible (lleva 22 victorias seguidas) y que es el principal candidato en la Liga para las casas de apuestas. Un Madrid en el que James está llamado a dar muchas alegrías. En 2015 y durante muchos años más.

No hay comentarios

Publicar un comentario